Yoga, El Sano Equilibrio entre Cuerpo y Mente

Este poderoso anti-depresivo ancestral mejora la toma de decisiones, permitiéndonos pensar de manera creativa y así tener una visión más positiva. 

Por Karla Maldonado, Emprendedora.

Estrés, ansiedad y depresión actualmente son palabras comunes en nuestro vocabulario y en muchos casos el precio que pagamos por el ajetreado estilo de vida que llevamos la mayoría. Los antes mencionados son causantes de numerosas enfermedades y la cantidad de personas que las padecen crece a pasos agigantados. Mientras que la terapia y medicación son esenciales dependiendo del nivel de estrés o depresión, existe una alternativa diferente: la práctica de yoga.

El yoga es una disciplina ancestral que se calcula tiene cinco mil años de existir y brindar armonía al hombre. Es esencial para funcionar de forma efectiva en todos los aspectos de nuestra vida, sus beneficios físicos, emocionales y mentales están comprobados científicamente. El yoga es un anti-depresivo natural que provoca en nuestro cerebro la liberación de sustancias químicas esenciales para una buena salud mental.

A la mayoría de los hombres les gusta hacer ejercicio de mucha fuerza; levantar pesas, hacer crossfit o triatlones son prácticas comunes del “sexo fuerte”, mientras que los ejercicios como pilates o yoga se han encasillado en ser propios para mujeres; sin embargo cada vez son más los que descubren el beneficio de estas disciplinas que mejoran la fuerza y resistencia, la flexibilidad y estabilidad del cuerpo y la mente. En la actualidad, deportistas de alto rendimiento han comenzado a practicar yoga para fortalecerse, prevenir lesiones y también para la preparación mental. Si sufres de insomnio, otro padecimiento relacionado al estrés, practicar yoga beneficiará tu producción de melatonina, la hormona que regula los ciclos del sueño.

Estudios han revelado que hacer yoga impacta a corto y largo plazo en la salud; ayuda en la prevención de enfermedades degenerativas, en hombres puede prevenir padecimientos típicos de la edad como los de la próstata, la impotencia, problemas cardiacos y de circulación, entre muchos otros.

Después de realizar una sesión de yoga comprobarás que ésta practica te dejará con una sensación de calma, tendrás una actitud más sana y sentirás que no hay nada que no puedas superar.