Los mejores maridajes

Una mezcla sutil y elegante para destacar aromas y sabores

El maridaje es una unión armoniosa entre comida y la bebida que le vaya mejor.

Con el tema de los vinos es fundamental destacar todas las cualidades de la bebida que vamos a maridar para así darnos una idea de que tipo de comida complementaría mejor. Un buen maridaje une y destaca sabores, aromas, temperatura y consistencia de nuestro platillo empatándolo con las propiedades organolépticas de nuestro vino.

Hoy en día, ha quedado atrás la creencia que un vino blanco marida mejor con carnes blancas y un vino tinto con carnes rojas.

En la actualidad, existen elementos que debemos tomar aún más en cuenta para poder lograr un buen maridaje; por ejemplo, lo especiado y complejo de un mole empataría con un vino que destaque notas especiadas, que sea estructurado y con buen cuerpo, como un merlot de catorce meses de guarda en barrica.

Existen diferentes tipos de maridajes: de contraste, de complemento, regionales, por nombrar algunos. Un maridaje de contraste ideal para mí, sería un vino cosecha tardía con una tapa de ate de membrillo y queso azul; un maridaje de complemento podría ser un cordero a la mantequilla con un shiraz de dieciocho meses de guarda en barrica.

El vino correcto maridado con un buen platillo puede elevar a su máxima expresión el sabor que brinda y obsequiar al paladar una experiencia irrepetible.

Salud…2!