DE PORTADA

David ortiz mena

El presidente de la Asociación de Hoteles de Tulum nos habla de los retos que se encuentran como uno de los destinos turísticos más populares del continente y la importancia de contar con una asociación que agrupa a los empresarios del sector turístico de la zona.

Cuéntanos un poco sobre la vocación de la Asociación de Hoteles de Tulum, ¿con qué objeto se ha creado, y qué es la influencia que la sociedad tiene poder a nivel de gobierno?

 

  • La asociación se creó para abordar todas las necesidades del sector hotelero en nuestro municipio. Hoy en día, la asociación representa la gran diversidad hotelera que tenemos en el municipio, es decir, todo el espectro hotelero de Tulum, que actualmente cuenta con más de 8.400 habitaciones y se extiende desde los pequeños hoteles del centro de Tulum, con sus características particulares ; Los hoteles boutique, que son los hoteles que dieron inicio a la asociación, y los hoteles de tamaño mediano y grande, que operan bajo el formato de Todo Incluido.

¿Cuál es el impacto que tiene la asociación a nivel gobierno?

 

  • En la asociación hemos sido muy vocales en el sentido de que es necesario corregir el camino. En Tulum la hotelería ha prosperado, pero como hoteleros nos hemos dado cuenta de que íbamos por un camino errado al no tomar en cuenta al turismo como eje fundamental de las políticas públicas. Hoy nos sentimos satisfechos con la nueva gestión municipal, hemos atestiguado un cambio de visión y participamos de cerca con las autoridades municipales. Creemos que en Tulum tenemos una gestión más transparente y una actitud más participativa por parte de la sociedad civil. Como hoteleros, es importante tener una representación global y bien organizada, que de verdad refleje a todo nuestro sector y pueda también trabajar de la mano con las demás asociaciones de la región.

 

¿Cuáles son tus metas a alcanzar en tu periodo como presidente de la asociación?

 

–  Mi primera meta fue justamente consolidar una verdadera representación, en la que todos los hoteles, sin importar su tamaño, participaran. Tuvimos una renovación de mesa directiva, que ya refleja todos los distintos tipos de hotelería que tenemos en Tulum.

¿Desde tu perspectiva, cuáles son los retos más grandes que Tulum enfrenta como destino, y cómo puede la asociación contribuir a la solución?

 

  • Casi todos los comentarios que he recibido de hoteleros de todos tamaños refieren al mismo punto: no vemos la promoción como algo que necesitemos para salir adelante. Una y otra vez vemos reflejados los mismos temas: sargazo, seguridad, manejo de residuos y drenaje. Desde luego que hay muchos más temas, pero estos cuatro son medulares, y pensamos que de no ser adecuadamente atendidos, sí pueden dañar la economía, no solo del municipio, sino de la región, del estado, e incluso de la nación, ya que como bien sabemos, el turismo sí depende de estos temas. El sargazo, por ejemplo, es un problema estacional y no es exclusivo de nuestra región, sin embargo, debemos encontrar soluciones efectivas para atacar este fenómeno en mejor medida que nuestros competidores. Hay que tomar en cuenta que nos afecta como destino tanto en cancelaciones de reservaciones, como en reservaciones que no llegan a realizarse, y lo más importante de todo, en la satisfacción del visitante. No debemos olvidar que recibimos turismo que viene de muy lejos en busca de nuestro mar prístino.

 

¿Qué acciones están tomando los hoteleros de Tulum en términos de sustentabilidad y conservación de los recursos naturales?

 

  • Creo que todos los hoteleros de Tulum estamos de acuerdo en colaborar a favor de la sustentabilidad, y de hecho la forma en que nos vendemos es como destino sustentable. Hoy por hoy tenemos grandes preocupaciones, que van más allá incluso de lo que objetivamente podemos solucionar. Es importante no intentar tapar el sol con un dedo, y la realidad es que en Tulum tenemos problemas serios en materia de disposición final de residuos. Es paradójico que nos cuidemos de no utilizar popotes, pero no observamos cuál es la condición de los residuos en nuestro municipio. En términos de acciones concretas, a nivel hotelero realmente estamos procurando la sustentabilidad. En la asociación estamos muy interesados en el nombramiento de Tulum como el primer municipio sustentable del país, y esta iniciativa por sí misma nos obliga a caminar hacia esa dirección. Desde luego que nos gustaría eliminar el uso de popotes y bolsas de basura, pero hay temas mucho más trascendentales, que en nuestro caso son drenaje y residuos, y que son responsabilidad del municipio y el estado, más que del sector hotelero. No obstante, estoy seguro de que en nuestro ámbito hay empresarios que estarían dispuestos a aportar recursos orientados al mejoramiento de esta problemática.

 

Desde el punto de vista social, ¿cuáles son los temas más importantes a atender en Tulum?

 

  • Hay que decir que Tulum es el municipio en el estado con más alto nivel de empleo y mejor remunerado. Es tanta la demanda de fuerza de trabajo, que la gente viene de otros municipios a cubrir nuestra gran cantidad de vacantes. Sin embargo, tenemos grandes problemas sociales. Por ejemplo, el municipio carece de viviendas adecuadas, lo que da pie a invasiones, y hacen falta servicios básicos que mejoren la calidad de vida de la población local. Regresando al sector turístico, reitero que la única forma de elevar la calidad de vida del pueblo es a través de la creación de empleo. Los empresarios hoteleros tenemos la responsabilidad de ayudar a solucionar estos problemas, pero necesitamos políticas públicas claras en términos de aplicación de recursos. Otra problemática social importante en Tulum es la drogadicción, que se da desde edades tempranas. Como asociación, realizamos esfuerzos conjuntos, pero hay hoteles que de forma individual tienen fundaciones que colaboran con distintas causas. En Akumal existe un centro comunitario completamente fondeado por los hoteleros y empresarios de la zona de playa. Tenemos muy claro que no podemos enfocarnos sólo en aquello que trae un beneficio al turismo y dejar rezagados a los habitantes.

 

¿Cuáles son las acciones de mayor impacto que la Asociación de Hoteles de Tulum puede tomar con el fin de conservar su esencia y evolucionar hacia convertirse e  un destino cada vez mejor?

 

  • Es una pregunta compleja y delicada. Por un lado necesitamos la infraestructura para recibir a la gran cantidad de visitantes que llegan a nuestro destino, pero por el otro lado no queremos que pierda su esencia natural. Por ejemplo, hacen falta redes hidráulicas, eléctricas, y mejores vialidades en la zona de playa, pero al mismo tiempo no queremos que nos pongan una tienda de conveniencia, o una llantera. Es importante mantener una legislación adecuada en términos de imagen urbana, y en este sentido se ha trabajado mucho, aunque por ahora el reglamento sólo aplica en el centro del municipio. Tampoco debemos olvidar que Tulum está bajo la denominación de Pueblo Mágico, y eso nos lleva a redoblar esfuerzos para no perder esa categoría. Una de las labores de la Asociación es precisamente trabajar a que Tulum genere la imagen que queremos como Pueblo Mágico.

 

¿Cuándo iniciaste como presidente de la Asociación?

 

  • Fungí como vicepresidente hasta junio pasado, cuando Adolfo Contreras, nuestro anterior presidente, dejó el cargo. Mi primera misión fue reunificar esfuerzos entre todos los hoteleros de Tulum. Creo que ahora mismo estamos ante una gran oportunidad con los gobiernos municipal, estatal y federal entrantes en términos de dar avance a la solución de problemáticas. Una vez más, debemos cuestionarnos una y otra vez si estamos realizando las acciones adecuadas y si no estamos sobrecargando de visitantes al destino. A veces es difícil combinar esfuerzos, y es común caer en la tendencia de señalar al otro como el responsable del problema. Queremos asumir los problemas como una responsabilidad conjunta y encontrar soluciones de forma conjunta y proactiva, de tal manera que el día de mañana nos convirtamos en un ejemplo para el resto de los destinos turísticos del país.


¿Qué autos poseen las estrellas de Rusia 2018?

Los automóviles que conducen los deportistas mejor pagados del mundo

No es ningún secreto que los cracks más importantes del fútbol aman los automóviles de lujo casi tanto como al balón. Con el mundial de Rusia 2018 en puerta, nos dimos a la tarea de explorar las velocidades y las adquisiciones exóticas de las atletas que brillarán en la justa más deportiva del año.

 

Cristiano Ronaldo, Bugatti Chiron

 

Quién mejor que este portugués para abrir nuestra lista. El ahora veterano del Real Madrid ha añadido una nueva joya a su ya nutritiva colección de autos: el nuevo Bugatti Chiron, un superdeportivo que hoy por hoy es el vehículo más veloz del mundo. Este portento de la ingeniería, que alcanza un precio y que solo tiene capacidad para 500 unidades, posee un motor de 8 litros W16 y 1.500 CV de potencia, que alcanza los 500 km / h, con una aceleración de 0 a 400 en 42 segundos Una elección lógica para uno de los jugadores más renombrados de la historia del deporte.

Lionel Messi, Ferrari 355 S Sport Scaglietti 1957

 

El astro argentino no suele caracterizarse por ser tan ostentoso como muchos de sus colegas, sin embargo, no se ha podido resistir a la seducción de los autos y posee una muy respetable colección, aunque sin duda alguna, la pieza más destacable es, sorprendentemente, un auto clásico; se trata del Ferrari 355 S Sport Scaglietti modelo 1957, una verdadera pieza histórica que la estrella del Barcelona adquirió en una subasta en más de 30 millones de dólares, lo que convierte a la unidad en el automóvil más caro del mundo.

Neymar, Maserati MC12

 

El delantero brasileño es el afortunado propietario de un Maserati MC12, modelo del que sólo existen 50 unidades en el mundo. Este superdeportivo italiano se fabricó entre 2004 y 2005 para competir en el Campeonato FIA GT, así que es un auténtico auto de carreras que puede alcanzar los 200 kilómetros por hora en menos de 10 segundos, gracias a su motor V12 derivado del Ferrari Enzo. En su fase de pruebas, el Maserati MC12 fue piloteado por dos leyendas del automovilismo: Andrea Bertolini y Michael Schumacher.

Antoine Griezmann

 

Este joven francés recientemente se consintió con una nueva adquisición para su colección de autos de lujo, se trata de un Mcaren 675LT, un superdeportivo de edición limitadísima, que hizo su presentación en el salón de Ginebra 2015 y del que sólo se produjeron 500 unidades, mismas que se vendieron en su totalidad. Si Griezmann ya era un hombre muy veloz, ahora será capaz de pasar de 0 a 100 km/h en tres segundos, y de 0 a 200 km/h en ocho, gracias a que su nueva adquisición posee un motor de ocho cilindros y 675 caballos de fuerza, que le otorgan una velocidad de 330 kilómetros por hora.

Manuel Neuer, Audi RS6

 

En lo que a automóviles se refiere, las grandes estrellas del fútbol alemán prefieren elecciones más sobrias y funcionales, y es frecuente que se decanten por automóviles de marcas alemanas. El portero de la selección teutona es propietario, entre otras unidades, de un Audi RS6, un auto que combina desempeño, elegancia, confort y seguridad, sin necesidad de pretensiones estratosféricas. Tal vez los integrantes de la selección alemana no sean tan extravagantes al momento de escoger sus autos, pero sin duda destacan por su disciplina, entrega y profesionalismo en la cancha.

 

 

 

 

Raúl Petraglia

Director División Hoteles Grupo Xcaret.

Nacido en Buenos Aires, educado en Suiza, España y Argentina y residente de México desde 1994, Raúl Petraglia nos cuenta que sus experiencias y educación global fueron la influencia que lo llevó a ser el hotelero que es hoy.

 

Amante de los viajes, la buena comida y el yoga, el Director División de los Hoteles Grupo Xcaret tiene a su cargo el forjar los simientes de la división hotelera y desarrollar el concepto e identidad del primer hotel de los 12 que vendrán.

Conoce más a nuestro ejecutivo de portada en esta entrevista donde nos revela sus más grandes logros, sus placeres culposos y sus actividades y artículos predilectos. ¡Un verdadero ejemplo del lifestyle empresarial

Nos confunde tu acento, ¿de dónde eres?

Nací en Buenos Aires, de madre española y padre argentino, me eduqué en Suiza, España y Argentina. Llegue a México en el 94 y se me pegan los acentos y los modismos…(risas)

¿Nos podrías compartir una breve biografía de tu carrera profesional?¿Cómo llegaste a ser el hotelero que eres hoy?

Como te comentaba recién, de una u otra manera mi experiencia de vida y educación ha sido muy global y me ha acercado al turismo. Mi padre o mi “jefe”, como decimos en México, fue un alto ejecutivo internacional de Nestlé, y así conocí Europa de niño.

He tenido la fortuna de estar vinculado a empresas de primer nivel, que me dieron la oportunidad de asumir la dirección de diversos e importantes proyectos en distintos destinos. Estas vivencias influyeron en la elección de mi carrera.

Mis comienzos fueron con Meliá Hotels International, a quienes les agradezco el haberme permitido desarrollar las habilidades y conocimientos de la gestión y una visión muy comercial del negocio, a través de su PDI (Programa de Desarrollo Institucional para Directores) y el GM’s Program de Cornell. También, me dieron la oportunidad de aplicar mi experiencia de vida, viajes y diversión, en el aspecto más creativo de la industria al dar vida a diferentes conceptos. Me especialicé en mercados de habla hispana con gran influencia internacional, lo que me da un scope global en mi visión del turismo, desde el volumen al lujo, en lugares como Mallorca, Cozumel, Caracas , Cancún, Punta Cana, Cabo San Lucas y Riviera Maya.

Estuve involucrado en la creación de dos marcas icónicas: Paradisus, en su nacimiento y ME by Meliá con sus respectivos clubes de playa, bares y restaurantes, que continúan siendo referencia del lifestyle en México y en el mundo.

¿Cuales son tus responsabilidades actuales ?

Recientemente, tuve el honor de ser invitado por el Grupo  Xcaret, para ocupar, en una etapa inicial, el puesto de Director Ejecutivo de su Proyecto Hotelero,  haciéndome cargo de forjar los simientes de la división hotelera y desarrollar, en conjunto  con los arquitectos Quintana, el arquitecto Marcos Constandce y mi equipo,  el concepto e identidad del primer hotel de 12 de Destino Xcaret.

Actualmente , estoy asesorando estratégicamente al grupo en el mismo proyecto,  desde acompañandolos y asegurando que no se pierda de vista el ADN del producto hoteleroy la visión inicial. La asesoría es un proyecto personal que he venido anticipando desde hace algún tiempo y ha sido increíble contar con el apoyo del Grupo Xcaret. Esto me permitirá equilibrar mi vida personal y laboral.

Cuéntanos sobre el primer hotel.

Un hotel que será fiel a la esencia del grupo, se percibirá una Mexicanidad omnipresente y definitivamente, será una revolución a nivel mundial, el programa All Fun Inclusive, que incluye, además del paquete todo incluido tradicional, todas las actividades y parques del grupo, con increíbles sorpresas a lo largo de la experiencia, desde una arquitectura ecointegradora, cinco productos o experiencias diferenciadas (como adultos y familias premium o grupos), Checking on the Go, unas caletas alucinantes, reservas naturales, y mucho más. Todo rodeado de una exuberante naturaleza y guiado por la filosofía de “Todo fluye”. El Hotel Xcaret Mexico que ya obtuvo la certificación de Earth Check por su diseño y arquitectura sustentable, se abre en diciembre.

¿Cuáles son los desafíos más importantes que tuviste que enfrentar para poder crecer y desarrollarte?

Uno de los mayores retos a los que nos enfrentamos es la necesidad de adaptarnos a las variables de la economía global, a las diferentes culturas organizacionales, así como mantenernos actualizados en aspectos propios de la industria y del consumidor.

¿Cuál ha sido la clave de tu éxito?

Elegir los proyectos adecuados, anticipando correctamente su potencial y desarrollando los productos y la marca. Mantener esa visión, a pesar de los detractores y de mí mismo (risas).

Los proyectos son muy dispares en tu carrera, ¿Qué es lo que buscas en un proyecto?

Hoy por hoy, busco ideas equilibradas y desarrollar conceptos alineados con mi filosofía de vida. Sustentabilidad, medio ambiente, bienestar, que la visita al proyecto turístico vaya a generar en los visitantes algo más que una simple vacación de sol, playa o compras, que se lleve un aprendizaje algo para compartir con sus amigos, una historia imborrable, que la experiencia permanezca en el alma.

Debo estar involucrado en la creación de la identidad del proyecto, eso es mi principal motivador. El lifestyle, no tiene que ser necesariamente fashion, puede ser enfocado al yoga, al bienestar, a los autos de carrera, a la música, al deporte, hay un mundo vibrante de oportunidades ahí afuera.

¿Cuál ha sido tu mayor logro?

Es una pregunta difícil de responder. Cuando veo la evolución de algunos proyectos, debo confesar que me emociono. Por ejemplo ME Cabo, que originalmente fue el hotel Meliá San Lucas, un hotel con mas de 20 años en aquel momento, con el que no solo tuvimos la oportunidad de visionar, gestar y ejecutar un cambio de concepto total e innovador que hizo historia, si no que además, tuve la oportunidad de repetir la historia 10 años mas tarde, volviendo a crear en el mismo hotel un producto único. Tras esa renovación acepté la invitación del Grupo Xcaret, no obstante hay que reconocer que hoy el hotel está posicionado como un referente de la hotelería contemporánea en México.

Con respecto a mi trayectoria en Cancún y Riviera Maya, por un lado, forzados por la realidad económica mundial, y un poco a regañadientes, debo confesar que nos vimos forzados a adaptar el ME Cancún a un formato All Inlcusive, sin embargo, lo hicimos exitosamente con un impacto mínimo en el ADN y concepto de la marca ME.

En ambos casos, con un gran performance del negocio. Desde entonces han salido muchos imitadores, lo que me da gran satisfacción y confirma que no nos equivocamos. La expansión mundial de la marca me emociona mucho. La misma emoción e ilusión que me genera este increíble proyecto del Hotel Xcaret México, no cabe duda que será otro hito en la historia de la hotelería.

¿Qué actividades te distraen del demandante ajetreo de la hotelería?

No sé si me distraen, pero me ocupa mucho tener un adecuado balance entre mi vida personal y la profesional. Proyectos de trabajo sí, pero deben facilitar el tiempo con la familia, los amigos, y para mí mismo. Esa es mi gasolina para dar lo mejor de mí.

¿Cuál es tu remedio para el estrés laboral?

El yoga, la meditación y viajar

¿Cuáles son tus pasatiempos?

Viajar, leer, cine, yoga, familia, gastronomía, amigos, música. Un buen asado con un buen vino. Me apasionan los caballos, aunque los tengo abandonados.

Háblanos de:

Tu pasión máxima.

Laboralmente, la creación de conceptos que se transformen en negocios rentables para los inversores y en un medio de vida digno para los colaboradores y sus familias.

Personalmente, la búsqueda de un espacio físico e interior en línea con la filosofía del yoga.

Deportivamente, el fútbol y las competencias ecuestres.

Tus pecados (placeres culposos).

Dos:

Primero, la gula. Me gusta comer bien, ingredientes frescos, saber qué estoy comiendo, y disfrutar de una gastronomía simple. México, Perú, el País Vasco, son un paraíso gastronómico.

Segundo, el apego a mi familia y mis amigos.

Un viaje inolvidable.

Todos. A futuro, cualquiera destino a donde pueda ir con mi gente. Tengo hambre de viajes místicos como Nepal, Machu Pichu, Bután, India, Chiapas, Bhali, Japón, pero no a las metrópolis o a los lugares masivos, busco espacios abiertos, llenos de naturaleza.

Auto clásico preferido.

Mercedes-Benz 190 SL y cualquier coche deportivo italiano de los 50 o 60.

Restaurante favorito.

Tres, Cabaña Las Lilas, en Buenos Aires, La Mar, de Gastón Acurio, en donde esté. El Bullí, que ya no está.

Reloj predilecto.

No uso muchos relojes, tengo dos piezas vintage, Un Longines de cuerda de mi abuelo, correa de cuero , muy fino. Y el primer Omega Constelation, de mi papá, se lo regaló Omega en Suiza. Solo los uso con traje.

Una experiencia desenfrenada que hayas tenido.

El viaje interior, no hay un rush igual como el de encontrar y mantener ese balance.

Un libro que te haya marcado.

Tres:

El Martin Fierro del autor José Hernández, poema nacional argentino, Autobiografía de un Yogui de Paramahansa Yogananda y Emotional Branding de Gobé.

Una película que nadie debe perderse.

Tres: Cinema Paradiso, La Dolce Vitta y Bladerunner (no veo el momento de ver la nueva).

Momento del día más deseado.

Amanecer.

¿Tienes tatuajes?

No, no tengo, pero no me molestan, creo que un tatuaje bien hecho es una obra de arte.

Si te hicieras uno, ¿qué sería?

Me haría un Enzo, que es un circulo que pintan los monjes Zen en Japón, con métodos y utensilios tradicionales, es como un ejercicio de meditación. Hace referencia a la visión del ciclo de la vida, la eternidad, la impermanencia, el nacimiento, la transformación, la evolución.

Comparte con nuestros lectores ¿qué se siente al estar a cargo del desarrollo del proyecto hotelero de Grupo Xcaret?

Es un viaje alucinante, de aprendizaje y de desarrollo. Total. ¡Será exitosísimo!

 

Carl Emberson

Un hombre de familia amante de la hotelería, enérgico, carismático y apasionado por el golf.

Amante del asado y el buen Malbec, Carl Emberson considera que la hotelería siempre fue parte de su DNA. Nacido en las Islas Fiji, un país que vive básicamente del turismo, pasó su infancia rodeado de resorts y vacaciones, para él la vida era al aire libre, sin televisión ni zapatos. Además, su abuela, con quien pasaba largo tiempo, era una gran anfitriona y socialité, lo que llamó su atención desde temprana edad.

Empezó su carrera a los 18 años en Sydney, Australia, cuando después de servir su primer trago trabajando como barman, descubrió su verdadera vocación e hizo a un lado la idea de estudiar leyes. Al poco tiempo, decidió estudiar Hotelería en Suiza donde conoció a Sabine, su mujer, originaria de Uruguay y la culpable de que su trayectoria profesional se encaminara hacia nuestro continente donde ha vivido desde 1988.

La extensa experiencia de Emberson en Latinoamérica incluye el funcionamiento de Grand Hyatt Sao Paulo en Brasil y Park Hyatt Mendoza, Argentina, ambos como gerente general. También ha trabajado para Hyatt Regency Acapulco y ha operado numerosos restaurantes, eventos y conferencias en toda América Latina. Más recientemente se desempeñó como gerente general de St. Regis Punta Mita, llevando la propiedad a un éxito y crecimiento excepcional.

Para iniciar, ¿nos podría compartir una breve biografía de su carrera profesional?¿Cómo llegó a ser el hotelero que es hoy?
Nací en Suva, la capital de Las Islas Fiji donde viví hasta los once años. Me mudé a Sydney, Australia para seguir mis estudios. En la escuela comenzó mi amor por el deporte, en especial el rugby. Sin embargo, la pasión por la industria de la hospitalidad nació después de servir mi primer trago trabajando como barman en un restaurante cerca de casa.

Hice a un lado el sueño de ser un abogado para dedicarme a lo que realmente me apasionaba. Así, a los 20 años me llegó mi primera oferta como gerente de un restaurante.

En 1984 me uní al Hyatt Kingsgate como Supervisor de Banquetes, mientras me preparaba para mis estudios en Hotelería en Suiza. Me capacité por tres años haciendo practicas en Hyatt Montreux, Bruselas y Londres. Me mudé a Uruguay en el 88 cuando me casé con Sabine, mi mujer y al poco tiempo abrimos el primer restaurante en Puerto Madero, Buenos Aires; en la actualidad hay más de cien.

Pasé 12 años maravillosos con los Hyatt hasta que poco tiempo atrás recibí una oferta como gerente general en St. Regis Punta Mita y después de cinco años ahí, me hicieron la invitación para unirme al equipo de Mayakoba, una oportunidad que ofrecía un gran reto y me emocionaba tanto, que no pude rechazarla.

¿Cuáles consideras que son los retos a los que se enfrenta México?Dependemos mucho del turismo de USA. Uno de los retos es mantener esa parte activa y atractiva, así como la conexión por medio de vuelos constantes a Estados Unidos, pero al mismo tiempo en México necesitamos enfocarnos en atraer nuevos mercados. No debemos olvidarnos de Europa, Rusia y China. Hay que promover, junto a los grandes empresarios, los diferentes destinos del país.

¿Cuál ha sido su mayor logro?
Es una pregunta difícil, pero creo que mi legado sería que he podido formar diferentes profesionales en el transcurso de los años; he tenido la oportunidad de ser mentor de personas que ahora son excelentes profesionales en la industria.

¿Qué actividades lo distraen del demandante ajetreo de la hotelería?
El deporte es mi pasión, específicamente pienso que el golf es el remedio ideal para el estrés laboral. También la buena comida. El hecho de preparar un asado acompañado de un buen Malbec, además de pasar tiempo con mi esposa y mis dos hijas.

¿Cuáles son sus pasatiempos?
Golf, viajar y hacer ejercicio 2 o 3 veces a la semana para llevar una vida balanceada.

Háblenos de:

Su pasión máxima.
El golf sin duda. Trato de tomar una hora para desenchufarme del día a día y para distraerme, cosa fácil en un lugar tan divino como es este. También la gastronomía y la creación de eventos relacionados con esta. Soy un gran creyente de que uno puede crear experiencias por medio de eventos y momentos únicos. Puedes crear contenido para tus huéspedes, periodistas y amigos. He creado docenas de eventos, la mayoría relacionados con la gastronomía y el golf.

Sus placeres culposos
Paso demasiado tiempo en las redes sociales, la favorita hoy es Instagram, pero también pasé por Facebook, Twitter y Linkedin. La Coca Cola Light y el cigarro, sé bien qué debería dejarlos y demasiado Netflix, soy amante de Scandal, The Crown, Suits y Blacklist.

Un viaje inolvidable.
Hace dos años fui con tres amigos a la Copa del Mundo de Rugby en Inglaterra, Escocia y Gales. Estuvimos dos semanas jugando rugby y mirando diferentes partidos, fue una mezcla de tres pasiones: amistades, rugby, golf… y unas cuantas cervezas en el camino.

Auto clásico preferido.
No soy tan amante de los autos, pero diría que el Rolls Royce.

Restaurante favorito.
Fuera de Mayakoba me gusta el Axiote en Playa del Carmen, el J&G Grill en St. Regis de Ciudad de México, en Buenos Aires el Sucre, en Punta del Este La Huella, En San Paulo D.O.M. entre otros.

Comida favorita
El asado que hago yo, una picaña, ensalada mixta, un buen Malbec ¡y listo!

Reloj predilecto.
El Rolex, ya no uso, pero siempre será el mejor.

Una experiencia desenfrenada que haya tenido.
Un accidente de helicóptero que tuve en Valle de las Leñas, Argentina en el 95. Iba a hacer esquí y el helicóptero cayó al suelo. Estuvimos 12 horas esperando a que nos rescataran, algunos medio golpeados y adoloridos sin tener certeza de qué pasaría, por suerte todos sobrevivimos. En el helicóptero éramos cinco personas, el piloto y cuatro más, y desde aquél incidente somos muy amigos.

Un libro que lo haya marcado.
El Pájaro Canta Hasta Morir de Colleen McCullough.

Una película que nadie debe perderse.
Top Gun.

Momento del día más deseado.
La puesta de sol, aunque muchas veces estoy en la oficina y no puedo verlo.

¿Algo más que quiera compartir con nuestros lectores?
Además de hotelero y golfista, soy también bloguero, si quieren saber más sobre un día en la vida de un hotelero pueden hacerlo aquí: http://carlemberson.com.